Cómo manejar una crisis financiera en el hogar

Cómo manejar una crisis financiera en el hogar

Cómo manejar una crisis financiera en el hogar

La influencia que tiene la macroeconomía en la vida financiera de las familias puede ser positiva o negativa. Es decir la falta de inversión en el propio país o la falta de recursos para crear infraestructura, la inflación provocada por la ley de la oferta y la demanda de la moneda, o alguna crisis financiera en otro país, traería como consecuencia problemas a las finanzas personales y familiares.

Cuando esto ocurre no debemos subestimar las consecuencia negativas que puede tener nuestra propia economía, por esa razón será necesario tomar medidas que nos permitan mantener sanas nuestras finanzas personales.

Enseguida mencionamos algunas acciones que pueden ayudarnos en momentos económicos difíciles:

En momentos de inestabilidad financiera, lo recomendable es buscar herramientas de inversión que nos proporcionen la mayor seguridad, sacrificando la rentabilidad, pero evitando el riesgo.


* Será necesario analizar nuestro gasto diario. La alimentación, productos relacionados al aseo personal o belleza, pueden ser objeto de revisión para conocer su importancia y conocer la posibilidad de ahorrar en algunos de ellos.
* Usar transporte público. La gasolina significa uno de los gastos de mayor importancia en el presupuesto familiar, por esa razón será necesario tomar medidas para economizar en éste rubro. Usar el transporte público o bicicleta puede ser una opción. Compartir el coche entre vecinos o amigos que vayan en la misma dirección, es una forma de dividir el gasto.
* Antes de salir de compras es recomendable realizar una lista de lo necesario y ajustarse a la misma, para evitar compras innecesarias.
* Aprovechar ofertas en establecimientos y escoger productos de temporada son medidas importantes para el ahorro.
* Ahorro en los servicios domésticos como el agua, luz y teléfono. Será necesario platicar con nuestra familia para evitar un gasto innecesario en los servicios domésticos; apagar la luz al salir de una habitación o cerrar el paso del gas en el calentador automático de agua al salir de fin de semana pueden ser medidas de ahorro.
* Cuidar el fondo de emergencia. Si se cuenta con un fondo para emergencias, será necesario crear conciencia a nuestra familia para que no se ocupe para mantener el nivel de vida que se había llevado, sino para compensar cualquier otra posible baja en nuestra economía.
* Escoger los seguros adecuados para manejar correctamente los riesgos en seguridad a largo plazo tanto médica, vida, auto y hogar, aquello que impida un deterioro financiero.
* Vender lo que no usamos en los mercados de segunda mano nos ayudará a tener dinero extra.
* El entretenimiento familiar, también es un aspecto que puede significar un porcentaje importante en el gasto mensual, por lo cual sería conveniente buscar nuevas formas de diversión durante el periodo financiero crítico. El ofrecimiento de museos, parques nacionales, cultura al aire libre, etc., suelen ser gratuitos y de gran calidad.
* Mantenerse informados constantemente sobre el comportamiento de los principales factores que influyen en la economía: Inflación y Tipo de cambio.En resumen, la estrategia será disminuir los gastos, evitar los riesgos y buscar nivelar nuestros ingresos en relación al incremento inflacionario que se haya producido. Para lo cual es importante reunirse con su familia y hablar sobre la situación, procurando informar y formar conciencia de que las medidas son necesarias para superar el periodo crítico.

Clientes en Guatemala, Honduras, El Salvador, Costa Rica, Nicaragua, Panama
y Republica Dominicana